ASA Andalucía, presente en la Jornada Divulgativa sobre el nuevo Reglamento del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano en Andalucía



2018.06.12 - ASA ANDALUCIA

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha presentado, en el marco de un amplio foro de participación y divulgación, el avance del que será el nuevo Reglamento del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano en Andalucía.

Se trata de la primera Comunidad Autónoma que ha dispuesto de un Reglamento regulador de las relaciones entre las entidades suministradoras y los usuarios finales del agua urbana. 

Mediante el Decreto 120/1991, de 11 de junio, se aprobaba el Reglamento del Suministro Domiciliario de Agua, lo que supuso en aquel entonces un innovador avance en este terreno. Este Reglamento, que ha sido muy bien valorado tanto por las entidades suministradoras como por los consumidores finales, resulta a día de hoy insuficiente para dar respuesta  a la  evolución del marco normativo y competencial, así como al desarrollo tecnológico que ha experimentado el sector  a lo largo de casi 30 años. 

Existen a día de hoy grandes retos en el ámbito de los servicios urbanos del agua a los que es necesario dar respuesta: mayor transparencia y participación ciudadana en la gestión, mayor exigencia en la calidad en el servicio, cumplimiento de normativas ambientales o la renovación de infraestructuras y recuperación de costes de operación e inversión. 

Resulta necesario evolucionar hacia un nuevo paradigma en la gestión de los servicios del ciclo urbano del agua,  un cambio que va exigir nuevos planteamientos y mejores herramientas. Una de las mas necesarias sin duda sera disponer de un soporte normativo, más adecuado a la realidad del siglo XXI  que proporcione el marco adecuado para garantizar a todos los ciudadanos un servicio de calidad, con los mismos criterios sociales, técnicos y económicos.    

Con el objetivo de contribuir a dar respuesta a esta realidad, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha iniciado los trabajos de redacción del Reglamento del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano, cuyo objetivo es establecer las condiciones generales básicas para la prestación de este servicio en Andalucía, fijando derechos y obligaciones de suministradores y usuarios, y regulando entre otros aspectos las  estructuras tarifarias, los costes y su recuperación, la participación ciudadana y la transparencia y la consideración del servicio como derecho humano. 

En este contexto, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha celebrado unas jornadas divulgativas y de participación, con el objetivo de incentivar el debate, conocer y acercar posturas entre los diferentes agentes interesados, así como la puesta en común del Documento básico elaborado por un experto equipo redactor, que sirva de punto de partida para un proceso participativo, que haga posible un Reglamento de consenso y con garantías para todos. 

El agua como un derecho humano

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, quien ha inaugurado el foro junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha señalado que el nuevo Reglamento del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano en Andalucía recogerá su acceso como un derecho humano, por lo que garantizará la prestación de este servicio a los colectivos más vulnerables. 

Durante el acto, Fiscal ha recalcado que se trata de una jornada con la que la Junta pretende dar "un paso más en sus acciones de información a la ciudadanía, de escucha activa de sus necesidades, de transparencia de participación"; al tiempo que la redacción de un nuevo reglamento sobre el ciclo integral del agua de uso urbano se hace necesario después de que Andalucía, en 1991, fuera la primera comunidad autonómica en disponer de un reglamento del agua.

Se trata de una norma que nace del consenso de todas las personas e instituciones relacionadas con su ámbito de aplicación. El texto definitivo del nuevo reglamento estará a finales de junio y se elevará a Consejo de Gobierno para su aprobación como decreto.

*La Junta reconoce el agua como un derecho humano para garantizar su acceso a los colectivos más vulnerables