La empresa pública de agua del Aljarafe sevillano inicia su campaña anual de concienciación de uso responsable de agua



2018.08.20 - ASA ANDALUCIA

En este sentido, la empresa pública además de dar consejos sobre el ahorro de agua, hace incidencia en la relevancia que tiene que, una vez utilizado este recurso, lo devolvamos en las mejores condiciones posibles a nuestras redes de saneamiento ya que, no sólo facilita los procesos productivos de depuración de aguas residuales y evita atascos en las redes, sino que estamos contribuyendo al cuidado de nuestro medio ambiente.

El agua es un recurso natural escaso que debemos cuidar entre todos. Por eso, Aljarafesa recuerda a sus vecinos una serie de acciones que, convertidas en hábitos, ayudan a realizar un uso responsable del agua, además de suponer un importante ahorro en la factura del consumidor.

El objetivo de estas campañas, que se repiten todos los años, no es otro que promover los “buenos usos o uso responsable” tanto del recurso, como de las instalaciones e infraestructuras de la empresa pública, que al final revierte en el propio bienestar del usuario final.

Existen medidas que suponen muy poco esfuerzo para el usuario como, poner el tapón al asearte, utilizar las papeleras en lugar de arrojar desperdicios al inodoro evitando tirar innecesariamente de la cisterna, usar la lavadora y el lavavajillas a plena carga, ducharte en lugar de bañarte y reutilizar el agua sobrante para regar las plantas, instalar cisternas con sistemas de doble descarga y reparar las fugas domésticas lo antes posible, pueden reportar grandes beneficios.

La empresa del agua del Aljarafe quiere incidir en el concepto de reutilización ya que, al agua que ha sido utilizada en nuestros hogares, por ejemplo en la ducha, puede ser reutilizada para regar las plantas o para limpiar el suelo.

Desde hace años, Aljarafesa viene realizando una importante labor en la conservación del medio ambiente. La cercanía de nuestra comarca al Parque Nacional de Doñana, nos convierte en “Zona Sensible” en el tratamiento de las aguas residuales de nuestros vecinos, lo que ha supuesto grandes inversiones en continuo, para conseguir implantar las distintas instalaciones de las que se ha dotado al Aljarafe.

Actualmente, podemos decir que se depuran las aguas residuales de nuestros pueblos y que estos sistemas siguen mejorando, no sólo en infraestructuras, sino también con la instalación de novedosos sistemas de gestión en las Plantas de Depuración.

Pero la población en general, también puede colaborar en el uso de los sistemas de depuración y evacuación, desechando todo lo que no deba ir a los desagües o inodoro, en los lugares destinados para ese fin.

Por ejemplo, la evacuación de aceites y grasas procedentes de restos de alimentos o procesos industriales, si se vierten a través de los sistemas de desagües de nuestros hogares o industrias, pueden provocar daños innecesarios y serios, no solamente a las propias redes de saneamiento, sino también en nuestro medio ambiente.

Si bien otro tipo de sustancias no pasan desapercibidas para los procesos de depuración de aguas residuales, los medicamentos son enemigos invisibles que consiguen llegar con facilidad a las cuencas de nuestros ríos, generando alteraciones en los ecosistemas existentes en los mismos. Para ello, Aljarafesa recomienda llevar los medicamentos caducados a los puntos SIGRE.

A pesar de que hoy por hoy, no supone un riesgo para la salud humana, sí preocupa los efectos a medio y largo plazo de las diferentes sustancias que se han encontrado en las aguas de nuestros ríos, como restos de analgésicos, antinflamatorios, antibióticos, anticonceptivos y distintos productos que podemos tener en los botiquines de nuestros hogares.

Un episodio aparte y en el cual es importante actuar es el uso de toallitas húmedas para el inodoro. El desecho de estos elementos a través del váter está muy extendido y causa una gran preocupación a nivel mundial en el sector del agua, ya que el cliente final de los servicios de abastecimiento y saneamiento, confunde el hecho de que sea desechable con la forma que se puede desechar, que nunca debe ser a través de los sistemas del WC.

Es importante aclarar que el inodoro no debe utilizarse nunca como papelera ya que todo lo que tiramos a través de él puede causar atascos en nuestras acometidas domiciliarias de saneamiento, nuestros emisarios y colectores y en las propias estaciones de depuración de aguas residuales.

Es imprescindible que el usuario del servicio colabore para mejorar, no solo la gestión del servicio de agua a la comarca, sino la sostenibilidad medioambiental de nuestros ríos.

Para llegar al usuario, Aljarafesa pone en marcha una campaña de concienciación a través de sus redes sociales y página en las que de un modo sencillo, muestran a la población, cómo realizar un uso adecuado de tan preciado elemento.